PARÁSITOS INTERNOS:

Los parásitos son muy contagiosos y una vez que su perro los contrae su salud se verá seriamente afectada. Los signos pueden ser muy sutiles y difíciles de identificar, sobre todo en perros de edad avanzada, pero en cachorros y adultos jóvenes los signos son más severos. En la mayoría de los casos, tu perro puede tener perdida del apetito resultando en una rápida perdida de peso, incluso con vomito. También puede presentar diarrea, anemia, y si no se actúa, incluso puede morir.
Se desparasita cada 3 meses y durante toda su vida. Antes de cada vacunación, es necesario desparasitar al perro. La palabra técnica es desverminación. El veterinario nos dirá con cuanta antelación ha de hacerse y qué medicamento hemos de usar. Independientemente de la desparasitación previa a las vacunas, si al recoger las deposiciones de nuestro perro vemos señales de lombrices, hay que llevarle al veterinario. Trata de recordar el aspecto que tienen por si te pide una descripción (lo ideal sería llevar una muestra, pero mucha gente no tiene estómago para ello). En cualquier caso y hasta que el perro vuelva a estar sano, hay que extremar las medidas de higiene, a saber: :.:Recoger siempre las deposiciones de nuestro perro, para evitar el contagio a otros (esto es algo que debería de hacerse siempre, pero ahora con más motivo). :.:Lavarse bien las manos después de un contacto prolongado con el animal. :.:No dejar que el perro nos dé “besos”. La saliva puede transportar huevos de lombrices. :.:Mantener al perro apartado de otros perros. :.:Además de estos consejos generales, los que añada el veterinario. No debe retrasarse la visita más tiempo del inevitable (si descubres las lombrices el domingo, no es necesario ir al veterinario de urgencias, pero el lunes, sin falta, visítale).
•Coccidiosis:
Los coccidios son parásitos protozoos (organismos unicelulares) que se multiplican en el tracto intestinal de perros y gatos, 
solo detectables en análisis de material fecal, responsables de una temida enfermedad conocida como " Coccidiosis ".

La infección por coccidios es especialmente común en animales jóvenes de criaderos o en guarderías asociándose a 
condiciones de hacinamiento y estrés elevado ( refugios, hospitales, gateríos), aunque en mucho de los casos no 
necesariamente es un signo de falta de higiene.
Los factores predisponentes son: temprana edad , enfermedad concurrente, desnutrición e inmunosupresión.

La vía de contagio que se ve en la clínica diaria, es a partir de huevos evacuados en las heces del animal infectado, estos se 
hacen infecciosos para otros animales dentro de 1 a 7 días, dependiendo de la temperatura, también las moscas y otros 
insectos son transmisores mecánicos (vectores) de los huevos del coccidios (ooquistes). 

Signos y síntomas: 
   Un animal infectado puede ser sintomático o asintomatico, esto último significa que un animal infestado con coccidios, 
puede eliminarlos en sus excrementos y no padecer la enfermedad (la coccidiosis).
   La infección asintomática pasa a manifestarse como enfermedad cuando el número de células destruidas supera la capacidad 
de regeneramiento. 
   Los síntomas dependen del grado de infección, pueden ser leve o muy severa, los más comunes:
   
     * diarrea (primer signo, puede presentarse  sangre y mucosidad)
     * dolor abdominal (cólicos)
     * deshidratación 
     * pérdida de peso
     * hiporexia

Los animales afectados severamente tienen deposiciones acuosa sanguinolentas (parecidas a las de parvovirus) además puede 
cursar con vómitos,  perder totalmente el apetito, deshidratarse y morir.

Diagnóstico: 
 El diagnóstico veterinario es esencial, se efectúa examinando las heces por análisis de material fecal (coproparasitológico), 
es importante tener en consideración que un resultado negativo no indica que el paciente no esté parasitado y libre de 
Coccidios, debido a que puede estar en un período de no expulsión de huevos por lo que los estudios negativos deben ser 
repetidos.
   
Tratamiento: 
 Existen medicamentos específicos que controlan a la coccidiosis : Ej.  Sulfadimetoxina + Dimetridazol , azitromicina , 
amprolium (Corid) y por  supuesto terapéutica de apoyo (dependiendo de la severidad del cuadro presentado).
La explicación del uso combinado de Sulfadimetoxina y Dimetridazol (que recomendamos de primera elección) es porque 
la Sulfa es especifica para los Coccidios y el Dimetridazole permiten el control y eliminación de bacterias y parasitos 
(giardias) asociados (Ej. nombre comercial GIACOCCIDE)
 El tratamiento requiere generalmente de más de una semana dependiendo de la o las drogas utilizadas.
   
Profilaxis y control: 
     * Tratamiento adecuado del o los cachorros expuestos.
     * Poner agua limpia constantemente. 
     * Control de insectos, palomas y moscas (forma mecánica de contagio).
     * Higiene estricta (retirar toda la materia fecal del lugar). 
     * Desinfectar platos, camas, caniles etc. La mayoría de los desinfectantes no funcionan por lo que recomendamos 
        sumergirlas en agua hirviendo o en una solución con amoníaco al 10% , existe en el mercado actualmente un 
        desinfectante de uso veterinario especifico con alentadores resultados (un amonio cuaternario).


                                                                                   Coccidios
•Giardias:

Giardia es uno de los protozoos más comunes que pueden parasitar a gatos y perros. Sólo recientemente se ha descubierto 
el potencial de giardia para causar diarrea en animales y seres humanos. 
La infección puede adquiriese por contacto directo con materia fecal que contiene parásitos, así como también agua y 
comidas contaminadas con parásitos. 

Los síntomas pueden ser intermitentes o contínuos e incluyen heces con olor desagradable que pueden  contener mucus, 
pérdida de apetito y disminución de peso. 
Los perros jóvenes son más proclives a tener este tipo de infestaciones.

Los métodos de rutina de examinación generalmente no revelan la presencia de giardia. Su Médico 
Veterinario debe ejecutar exámenes de materia fecal a través de procedimientos para revelar este tipo de parásitos. 
Una vez que el diagnóstico se establece, se dispone de un tratamiento específico. 

Tienes que recordar que estos quistes viven durante períodos largos de tiempo en el agua (de charcos, de la llave, etc.)
Al igual que en los coccidios, no hay que hacer desparasitaciones preventivas, hay que tratar únicamente a los animales 
enfermos. 
Pero en cambio, si que es importante hacer un control higiénico ambiental y de la entrada de perros nuevos. 
En los perros aislados la solución es rápida, en cambio, puede complicarse en aquellos lugares en los que varios animales 
viven juntos. Los productos de elección son el metronidazol y el fenbendazol. Para tratar el ambiente y eliminar los quistes 
que puedan encontrarse en el agua, en la tierra, en las heces o en el pelaje de los perros enfermos, se puede utilizar una 
dilución de amonio cuaternario.

                                                                                   Giardias
•Trichuris:

El trichuris vulpis, también denominado gusano látigo por su forma, es un nemátodo que parásita cánidos, especialmente 
perros, lobos y zorros y, ocasionalmente, al hombre (por lo que es importante considerar a la trichuriasis como zoonosis). 
                   
Los adultos viven en colon y ciego, son verdaderos gusanos chupadores de sangre, por esta razón se denominan hematófagos. 
El contagio en todas las especies se produce a través del contacto con las heces infectadas e ingestión de huevos.
   
La sintomatología más frecuente es dolor abdominal, cólicos y evacuaciones con diarreas pastosas con moco y sangre 
fresca de color ocre-amarillenta, los vómitos pueden o no estar presentes.
   
Para su diagnósticose deben realizar estudios coproparasitológicos.
Los medicamentos más eficaces para su eliminación son el fenbendazol, menbendazol y/o albendazole durante 5 días 
seguidos y repetir a los 30 días.

Afecta más a los adultos que a los cachorros, que se infestan al ingerir los huevos del suelo, más abundantes en zonas 
húmedas y de temperaturas adecuadas. Dado que los huevos son muy resistentes, el tratamiento es mejor profiláctico 
dado que la erradicación es difícil. Suele ir acompañada por otros parásitos.


                                                                Trichuris             Trichuris

Tenias:        

Estos parásitos se componen de una cabeza (escólex) y numerosos segmentos o proglótidos, tienen forma de cintas, los 
segmentos contienen los órganos reproductores de uno y otro sexo, además de huevos. Los segmentos posteriores se 
desprenden y se expulsan del animal parasitado junto con las heces. 
Los segmentos que se han expulsado pueden encontrarse cerca del ano del animal, y su aspecto es semejante al de granos 
de arroz. 
En el ciclo vital de todas las tenias existe un huésped intermediario. No puede ocurrir transmisión directa de un huésped en 
el que existe el parásito adulto, a otro huésped de la misma especie. Cierta parte de la formación de la tenia inmadura 
suele ocurrir en una especie diferente de la que el parásito infecta cuando adulto. 
La especie en que el parásito inmaduro debe pasar cierta parte de su ciclo vital antes de infectar el huésped final, se llama 
"huésped intermediario". 

La prevención de las teniasis se implementa con el control de pulgas, evitar la depredación, no administrar carne cruda de 
ningún animal y desparasitar.


_Dipylidium Caninum

Es la tenia común del perro y también se encuentra en el gato y a veces en humanos. En animales, este parásito se encuentra en el intestino delgado, cuando la infestación es grave o el animal se encuentra en malas condiciones de salud, el dipylidium caninum puede causar molestias abdominales, pérdida de peso o ambas cosas.
Los huéspedes intermediarios de D. caninum son la pulga del perro, Ctenocephalides canis, la pulga del gato, Ctenocephalides felis, y la pulga humana, Pulex irritans.
Las larvas de estas pulgas se infestan al ingerir los huevos de la tenia. Los perros, gatos y a veces humanos son parasitados al deglutir pulgas infestadas. Si se quiere controlar adecuadamente a Dipylidium caninum se deben también controlar adecuadamente las pulgas en perros y gatos.
Gusanos planos Ascaridiasis: Es una enfermedad cosmopolita (distribuida por todo el mundo). Particularmente se manifiesta en los cachorros y en los perros de joven edad, se debe a dos nemátodos (parásitos): Toxocara canis y Toxoascaris leonina, a los cuales puede agregarse el áscaris del gato, Toxocara cati. Estos viven en la fase adulta en el intestino delgado del perro, y tienen una longitud emprendida entre los 4 y los 18 cm., los primeros, y de 2 a 10 cm, los segundos. Ciclo biológico del Toxocara canis. Los machos y hembras presentes en el intestino del perro miden de 5 a 18 cm. Las hembras ponen los huevos, que son eliminados con las heces. Estos huevos en ambiente externo maduran, transformándose en larvas infestantes. Éstas, si son ingeridas por el perro y otros cánidos selváticos, se liberan de su envoltura y pasan del intestino, hígado, pulmón, tráquea, esófago, estómago y, por último, al intestino, donde, a través de algunas transformaciones, se llega a la formación de gusanos adultos, sexualmente maduros. Esto se lleva a cabo, normalmente, en perros muy jóvenes. Las larvas latentes de áscaris se distribuyen en diversos órganos del perro como músculos, hígado, riñón, cerebro. Esta circunstancia se da con mayor frecuencia en los perros adultos. Esto es muy importante para explicar cómo en las perras la localización larval somática está en condiciones de infestar, antes del nacimiento, al feto en el útero. Existe, efectivamente, por estímulos hormonales, un pasaje de larvas de la perra al feto. Después del nacimiento del cachorro, la larva que se había localizado en el hígado durante la vida fetal evoluciona, pasando al pulmón, tráquea, estómago, para después dar origen al gusano adulto en el intestino del cachorro. Una tercera posibilidad de contagio está determinada por la ingestión, por parte del cachorro, de larvas con la leche. Esto se debe al hecho de que la perra puede infestarse por vía oral durante la gestación o en la fase del parto. La ingestión de huevos embrionados puede afectar no sólo al perro y otros cánidos, sino también a los huéspedes no habituales, como ratones, ratas, cobayas, conejos, pollos, cerdos, ovejas, cabras, vacas e incluso, el hombre. Los propios animales (incluido el hombre) pueden ingerir carnes o vísceras de huéspedes no habituales, conteniendo larvas dormidas. Las larvas, libradas de los huevos embrionados, realizan una migración entero-hepato-pulmonar somática, con la distribución en diversos órganos y aparatos (hígado, pulmones, musculatura, riñones) llamadas larva migrans visceral y cuando afecta al ojo larva migrans ocular (grave en los niños porque puede producir una patología severa en el globo ocular). Recomendaciones para evitar el contagio por huevos de áscaris en niños y adultos: Desparasitar a los cachorros a los 15, 30, 45, 60, 75, 90 días del nacimiento y luego repetir cada 4 meses. Desparasitar a la perra en el momento del celo antes del servicio con el macho. Hacer análisis de materia fecal en forma periódica. Pasear al perro con collar y correa, para que no vagabundee. Lavar muy bien los vegetales que son ingeridos crudos. Evitar que los niños se lleven tierra o arena a la boca. Lavarse bien las manos después de tocar el perro. Evitar que los niños sean lamidos en la boca por el perro. Evitar que los perros ingieran roedores, aves o carne cruda de animales salvajes. Medidas rigurosas de higiene y cuidados.
Teniendo en cuenta estas sugerencias y un poco de cuidado la  posibilidad de infestación por parte de larvas de áscaris es 
prácticamente muy baja, y tanto adultos como niños podrán  disfrutar de su mascota sin ningún riesgo.


                                                    Gusanos redondos             Ascaris


•Miasis:

El término miasis (del griego “Myia”: mosca) se lo usa para nombrar a un tipo de enfermedad parasitaria que afecta a los 
animales, incluyendo al hombre, producida por las larvas  de moscas (Diptera) de diferentes especies. 
Esta enfermedad conocida vulgarmente  también con el nombre de "bichera", "agusanamiento" o "gusanera" es de
distribución mundial y puede presentarse en cualquier animal vertebrado de sangre caliente (mamíferos  y aves), ya sea éste 
doméstico o salvaje. 
Si bien los adultos no son los agentes causales de estas parasitosis y las vemos volando muchas veces alrededor nuestro, 
las moscas poseen un rol fundamental en la aparición de las mismas, puesto que son las responsables de dejar su cria sobre 
los posibles hospedadores, nuestras mascotas!!!!!,  donde permanecen por un período de tiempo mientras alcanzan su 
adultez, causándoles un perjuicio. Las moscas depositan sus huevos (quereza) en áreas húmedas y calientes de la piel 
(pliegues, zonas húmedas por lágrimas, saliva u orina, heridas fistulizadas, etc.). Luego los huevos progresan a larvas y estas 
invaden los tejidos excavando profundamente y alimentandose durante un tiempo determinado de tejidos vivos del hospedador 
así como también de sus fluidos orgánicos.

Los bordes de la herida son redondeados, sin pelos, húmedos por un exudado parduzco profuso característico que mana 
de la herida infestada, y cuyo olor desagradable atrae otras moscas. La acción patógena que producen las larvas sobre los 
hospedadores se da principalmente en la pérdida de tejidos.
A esta acción primaria que ejercen las larvas se le puede agregar las consecuentes afecciones secundarias.
Vale decir que la irritación pérdida de sustancia y de la integridad física en los tejidos. Esto trae como consecuencia una 
baja en el sistema inmunitario local dando lugar a la aparición de enfermedades oportunistas, sobre todo infecciones 
bacterianas principalmente.

Diagnóstico:
Bastante sencillo y consiste en reconocer la mosca y los  síntomas de la enfermedad. 

Tratamiento:
La operación principal es la extracción de las larvas por medios físicos (pinzas). 
Además se debe aplicar algún tipo de droga que al matarlas facilite la maniobra. Existen insecticidas (“curabicheras”) muy 
comúnmente utilizados. Estos pueden ser combinaiciones de diferentes fármacos dentro del mismo producto comercial. 
Contamos con la  existencia de insecticidas en polvo, pasta, aerosol, inyectable (ivermectina), baños, etc. 
La antibioticoterapia esta indicada en casos de presentarse una sobre infección bacteriana.

                                         

Diseño web Yorkieslove
Todos los derechos reservados - Copyright © 2009-2010
 
Free website hosting Creative Commons License